Slider
Ventilación forzada en Bilbao

Ventilación mecánica controlada

Existes novedosos sistemas de ventilación mecánica controlada (VMC) que nos permiten disminuir el gasto energético, mejorar la calidad del aire interior y aumentar el confort de los usuarios.

Los sistemas VMC son aquellos en los que el movimiento del aire, introducido y expulsado en un edificio, se genera por la acción de un ventilador, instalando todo ello de modo que en todos los rincones del local se asegure una perfecta renovación del aire.

Una buena ventilación mecánica permitirá:
Aportar aire nuevo
Evacuación de olores y gases tóxicos
Proteger la localización de mohos y degradaciones debidas al vapor de agua

Sistemas de Ventilación mecánica

La ventilación mecánica es la mejor opción para mejorar la calidad del aire interior en edificios. Esta solución garantiza la renovación de aire necesaria en cada momento así como el máximo confort y ahorro energético.

La ventilación mecánica controlada puede realizarse principalmente de tres formas:

Higrorregulable

Los sistemas higrorregulables en ventilación mecánica son aquellos en los que sus ventiladores extraen el aire de las estancias y luego introducen solo el volumen de aire necesario para ser renovado y que se mantenga la salud en interiores.

Los sistemas higrorregulables son capaces de variar la admisión y extracción del aire en función de la humedad del ambiente interior.

Autorregulable

Este sistema está diseñado para la extracción individual del aire interior y la renovación de aire en las viviendas, siendo el caudal de aire que circula a través del aireador constante.

Un elemento interior flexible evita que se produzcan incrementos bruscos de caudal debidos a la acción del viento sobre la fachada del edificio.

Sistema de doble flujo

Dan la máxima eficiencia, asegurando la filtración de aire y el aislamiento de la vivienda, sustituyendo las entradas de aire de la fachada por unas rejillas de impulsión se eliminan ruidos y posibles corrientes de aire, lo que asegura el confort en las diferentes estancias del hogar.

Los sistemas de doble flujo están compuestos básicamente por un intercambiador de calor/frío, filtros de aire, un ventilador de impulsión y otro para extracción.

Ventajas de la Ventilación Mecánica Controlada

REGULACIÓN

Perfecto control de los caudales de ventilación.

AISLAMIENTO ACÚSTICO

Limitación de la propagación de ruido.

NO CONDENSACIÓN

Ventilación continua que evita las condensaciones.

AHORRO

Al poder controlar la ventilación en invierno sin abrir ventanas.

AYUDAS A LA EVACUACIÓN

Posibilidad de forzar extracción en situaciones puntuales, tales como uso de cocina y aseos

ELIMINACIÓN DE CHIMENEAS

Con este sistema solamente es necesaria una chimenea.

AMBIENTES SANOS Y SALUDABLES

La circulación constante de aire proporciona ambientes sanos.

Sistemas de ventilación a medida

¿Necesitas un sistema de ventilación que cumpla con la actual normativa?

Contacto

Required *